Los equipos cordobeses arrancaron los cruces con el pie derecho