Pumas se juega sus chances de clasificar en una semana caliente